Nuestra Historia

Tegenaria es el resultado del trabajo de mujeres quienes, guiadas por sus sueños y pasiones, intentan imprimir vida a sus tejidos y así llenarlos de originalidad y energía: a veces se inspiran en el universo, en la naturaleza, en todo lo que las rodea, o sencillamente se dejan llevar por lo que sienten en el momento. Cada pieza es una historia, un sentimiento, un pedacito de mundo manifestado en el diseño de un tejido que se transforma en joya.

El nombre de Tegenaria proviene de un género de araña, un pequeño ser que, como tantas otras criaturas vivas, tiene la capacidad de crear maravillosos tejidos, en este caso, telarañas. En TEGENARIA buscamos aprender de ella, y con la ayuda de nuestra imaginación, ser capaces de crear tejidos con significado, cargados de vida, y elaborados con amor y paciencia.

Las joyas de TEGENARIA son tejidas con mostacillas de vidrio llamadas Miyuki, o con mostacillas checas. Éstas les permiten grabar los diseños de la naturaleza en el entramado de los accesorios, agregándoles textura, resistencia y un brillo especial.